menéame, pijadas

La inocentada del meneaRank

inocenteTodo comenzó el día 23 de diciembre. Estábamos hablando de otras cosas vía email con Rogelio cuando lanza su propuesta:

Ah, si se te ocurre alguna inocentada guapa que podamos montar juntos para el dia 28, me avisas 🙂 … No se, desde un delirio tipo X compra Y (donde X/Y pueden ser coRank/Meneame o Meneame/coRank), hasta un “Rogelio y Ricardo lanzan un videoblog de noticias conjunto donde ellos son los presentadores, llamado De la isla al valle”. O alguna otra animalada que se te ocurra. pero para currarse al menos una paginita o algo que le de mas realismo al tema 🙂 Si no, no pasa nada. Se me acaba de ocurrir 🙂

Obviamente, no nos pudimos resistir. Aunque casi se nos va de las manos y ahora tendremos que dar algunas explicaciones a gente que no tenía nada que ver y nos preguntaba sobre el tema… lo único que pudimos llegar a decir para no arruinar la broma era que Digg no estaba involucrado, pero sirvió de poco.

Todo comenzó porque habíamos quedado en que debíamos decir algo que la gente esté más desprevenida. Así Rogelio escribió en su blog:

Y segundo, aprovecho también para adelantaros que dentro de muy poco espero poder publicar por aquí un notición – yo pienso que bastante majo – que posiblemente va a impresionar a más de uno – para bien, espero.

Nosotros hicimos algo similar en este blog:

Queríamos además dar un notición estos días, pero el retraso de los trámites por las fiestas nos arruinó la noticia de nochebuena. Pero esperamos poder hacerlo al menos antes de fin de año, o en nochevieja

A partir de eso comenzaron a correr los rumores que acabaron en que Digg pensaba comprar coRank y Menéame. Basta ver los trackbaks de los apuntes anteriores –que incluyen a Techcrunch, Mashable, etc.– e incluso llegó hasta el Business Week:

Then, on Christmas day, the blog message boards began buzzing about a report that Digg was acquiring Spanish-language counterpart, Menéame, and possibly purchasing content-sharing site coRank.

Nada, que casi nos arruina la broma, y no podíamos decir nada porque sino se arruinaría todo. Nos sentíamos víctimas prematuras de nuestra propia broma.

Al final la hicimos, claro, pero lo mejor –o lo peor según como se mire– había ocurrido antes.

Nada, perdón a los que creyeron las noticias previas, no era nuestra intención. Y gracias –o todo lo contrario, según como se mire 🙂 — a los que ayudaron a divulgar los rumores.

Ahora a ver si empezamos a enviar correos explicando a los norteamericanos que por aquí también tenemos nuestro April fools’ day, pero que no cae en abril.

PS: Aunque no todo lo que se dijo era inocentada, algo quedará 🙂